vejigas-en-la-lengua

Vejigas en la lengua: causas y tratamiento

Las vejigas en la lengua son una molestia bucal que puede aparecer a cualquier edad e indistintamente del género del paciente. Las llagas en la boca varían de unas a otras en función de su aspecto y tamaño, y pueden salir en la boca, lengua, labios… Una de las principales causas de estas molestias estriba en el mal cepillado dental. Así pues, una de las preguntas que hay que plantearse al respecto es: ¿cómo debemos cepillarnos los dientes?

Las vejigas son también conocidas como aftas, y son lesiones ulcerosas cuya forma es ovalada o redondeada. Su apariencia externa es también blanquecina. Pueden llegar a dificultar u obstaculizar la ingestión de ciertos alimentos, puesto que la zona afectada puede irritarse notablemente.

Las aftas, llagas o vejigas en la lengua son especialmente frecuentes en niños, púberes, adolescentes, y adultos jóvenes. También a un elevado porcentaje de quienes las padecen (un 20% aproximado, según los estudios médicos) le vuelven a salir más adelante. Es decir, que con frecuencia se trata de un problema recurrente.

Se puede producir inflamación o enrojecimiento de las llagas. Algunas de ellas están sobreelevadas y se llenan de líquido transparente, en cuyo caso son conocidas como vejigas. También como bullas o vesículas, aunque ello depende de su tamaño específico.

Por qué salen vejigas en la lengua

Las causas de las vejigas en la lengua pueden ser muy variadas:

  • La estomatitis aftosa recidivante. Es una patología que comienza en la infancia y suele volver a aflorar en posteriores ocasiones y etapas de la vida. Consiste en la aparición de lesiones pequeñas y dolorosas en la cavidad bucal, lo que frecuentemente incluye la lengua. Puede deberse al estrés, crisis de ansiedad, anomalías inmunitarias, mera predisposición genética, ingredientes de la pasta dentífrica, conservantes, etc.
  • Las llagas y vejigas también pueden ser síntomas del cáncer de boca. En este caso concreto, las llagas no sanan. Es importante hablar con el médico cuando las úlceras o vejigas tardan en sanar más de tres semanas.
  • Infecciones víricas por variedades herpéticas, tales como el herpes simple o el herpes zóster. Esta es otra de las razones de que resulte de especial importancia consultar al médico y al especialista odontológico a propósito de estas vejigas. Así, podrán ser diagnosticadas adecuadamente lo antes posible, y se les podrá asignar el tratamiento correspondiente.
  • Infecciones fúngicas (de hongos) o bacterianas.
  • El consumo de nicotina también es causa muy habitual de estas molestias. Estas vejigas linguales pueden aparecer en personas con hábito de fumar.
  • Heridas o irritaciones causadas por determinados alimentos o por sustancias químicas.
  • La radioterapia y la quimioterapia también pueden ocasionar estas molestias.
  • También otras causas, como morderse la lengua accidentalmente, reflujo gastroesofágico, alteraciones hormonales femeninas, el consumo de ciertos fármacos, o déficit de determinadas vitaminas.

Tratamiento de las vejigas linguales

El tratamiento de este problema variará, lógicamente, en función de las causas, si es que estas son conocidas:

  • Antibióticos para las infecciones fúngicas y bacterianas.
  • Evitar, en la medida de lo posible, los fármacos que hayan podido producir las llagas y vejigas.
  • Evitar las sustancias irritantes, por ejemplo los alimentos muy salados o muy ácidos.
  • Cepillado dental delicado y frecuente, y enjuagues con agua salada, para de este modo prevenir toda infección de las llagas.
  • Tratamientos tópicos para las vejigas aplicados por el especialista odontológico y estomatológico. Así, anestésicos, recubrimientos protectores, cauterización química o láser, corticoesteroides. El láser de baja potencia alivia el dolor inmediatamente con una intervención leve y muy poco invasiva.
  • Enjuagues bucales anestésicos, tales como la diclonina o lidocaína.

Las vejigas en la lengua pueden ser tratadas de diversas formas, pero es importante que se diagnostiquen lo antes posible por especialistas cualificados y experimentados. Por ejemplo, en nuestras clínicas dentales.

COMIENCE A ESCRIBIR Y PRESIONE ENTER PARA BUSCAR