deporte-en-la-salud-bucodental

Beneficios del deporte en la salud bucodental

Que el deporte mejora la salud general de las personas es un concepto que ya casi todo el mundo tiene interiorizado, pero ¿sabías que también puede mejorar tu salud bucodental? Si eres de los/las que practica deporte habitualmente y te vas a someter a una intervención para colocarte un implante dental o quieres seguir practicando deporte después de una extracción dental, te contamos algunos puntos clave que debes tener en cuenta.

Aunque no lo parezca, la práctica deportiva además de tener beneficios a nivel físico también mejora nuestra salud oral. Algunos de los beneficios del deporte en la salud bucodental son:

1. Ayuda a reducir el estrés: la práctica de cualquier disciplina deportiva ayuda a reducir la ansiedad y el estrés. La práctica de deporte implica un trabajo y un esfuerzo físico que produce una mayor liberación de endorfinas del cerebro, la hipófisis y otros tejidos. Esto nos conduce a un estado de satisfacción, de bienestar emocional y de, incluso, disminución de la sensación de dolor.

2. Ayuda a nivel psicológico y mental: la práctica de cualquier actividad física deportiva nos afecta positivamente a nivel mental. Hay que tener en cuenta que no pocos problemas de salud bucodental, como el bruxismo, vienen desencadenados por el estrés. En ocasiones el deporte nos libera de los problemas cotidianos ya que en muchos casos requiere de una atención elevada para poder realizarlo. Además, como hemos dicho anteriormente, durante la práctica deportiva se liberan las hormonas de la felicidad en el cerebro lo que nos lleva a sentirnos mejor anímicamente y relajamos el cuerpo y la mandíbula.

3. Ayuda a reducir la aparición de caries: la hidratación extra que tomamos cuando practicamos algún deporte beneficia a nuestra salud bucodental. Esto siempre y cuando no tomemos bebidas azucaradas. Si bebemos agua para hidratarnos, fabricaremos más saliva, disminuyendo así las posibilidades de tener caries. La saliva es un aspecto muy importante en la prevención de la caries ya que remineraliza el esmalte, neutraliza el pH ácido que aparece tras las comidas y, algo fundamental, regula la acumulación de bacterias en la cavidad oral, que son las responsables en la aparición de la caries y otras enfermedades como la gingivitis.

La salud bucodental es un aspecto que afecta directamente al rendimiento deportivo. Pero también practicar algunos deportes conllevan ciertos riesgos para la salud dental, por eso siempre recomendamos a los deportistas (tanto de élite como personas que practican ejercicio de forma regular), que es necesario mantener una excelente higiene bucodental además de tomar algunas medidas de prevención y tratar las posibles afecciones dentales que surjan de forma inmediata.

Deporte después de un implante dental

¿Qué pasa si debo realizarme un tratamiento bucodental? ¿Podré seguir practicando mi deporte favorito? Son preguntas que se suelen hacer las personas deportistas cuando tienen que enfrentarse a una intervención que requiere de cirugía odontológica. Algunas de las afecciones más comunes que pueden surgir son una caries que conlleve una extracción dental o reparar una ausencia dental mediante la colocación de un implante dental. El deporte después de una extracción dental plantea algunas dudas a los pacientes que quieren seguir llevando una vida sana y disfrutando de actividades físicas.

Tras las intervenciones quirúrgicas del odontólogo, sean extracciones o implantes, será preciso mantener unos determinados hábitos que ayuden al paciente a recuperarse adecuadamente. Lo principal es que después de una extracción dental o de la colocación de un implante, es fundamental seguir una serie de consejos posoperatorios y dejar pasar un tiempo prudencial de reposo. La cicatrización y el proceso curativo posteriores a la extracción son absolutamente prioritarios. Inmediatamente después de la operación, el paciente ha de morder una gasa doblada entre 30 y 45 minutos, para detener el sangrado, aplicar frío y no enjuagarse energéticamente para evitar que el coágulo que se forma en el hueco de la extracción se pierda. Esto no quiere decir que no haya que lavarse los dientes, pero sí, que después de las comidas, al lavarse, hay que extremar el cuidado cuando nos enjuagamos por la zona de la extracción, para que el hueco que deja el diente no se vacíe y permanezca el coágulo, que es lo que permite que cicatrice bien. Si se vacía el hueco y el hueso queda expuesto al aire, puede producirse una alveolitis seca, que es dolorosa.

Consejos posoperatorios generales para después de la cirugía odontológica

En general, los consejos posoperatorios más esenciales que deben seguirse después de una intervención quirúrgica odontológica serían los siguientes:

  • Controlar el sangrado. Si después de morder durante un rato la gasa plegada, sigue sangrando la zona, será necesario consultar al dentista.
  • Aplicar hielo para bajar la inflamación, ello en intervalos de 30 minutos. En un posoperatorio de estas características es completamente normal una inflamación que pueda persistir durante 48-72 horas. También ha de mantenerse la cabeza en alto con almohadas y cojines, para así evitar la hemorragia y el exceso de inflamación.
  • En los primeros días del posoperatorio, procurar llevar una dieta fría y blanda. Es primordial evitar los alimentos calientes y, asimismo, no masticar del lado de la pieza extraída en el caso de una extracción.
  • Evitar el alcohol y las bebidas carbonatadas como las gaseosas, refrescos de cola, etc. durante al menos la primera semana de posoperatorio.
  • Prohibido el tabaco. Sobre todo, en la colocación de implantes es fundamental que no se fume nada. El tabaco impide la correcta cicatrización y da lugar a infecciones que pueden provocar el rechazo del implante.
  • Enjuagar la boca cuatro veces diarias empleando agua templada y salada (con una mera cucharadita es suficiente). Se debe tener cuidado con el enjuague, que no sea demasiado energético para que no desaparezca el coágulo.
  • Mantener una buena higiene en la zona de la pieza extraída y de la herida de la extracción. Este es un factor muy importante también en los días inmediatamente posteriores a tratamientos odontológicos de estas características. Siempre, como se ha comentado antes, con cuidado de no vaciar el hueco que deja la muela en caso de extracción.

Deporte después de implantes y extracciones dentales

Lo más habitual después de las extracciones e implantes dentales es aguardar de 3 a 7 días para volver a hacer deporte. De este modo, la herida podrá cicatrizarse adecuadamente.

No obstante, en este aspecto hay que tener muy presente el consejo del especialista. Esta persona habrá de ser quien marque ese plazo concreto en función de las circunstancias específicas del paciente. El deporte después de una extracción dental o después de un implante, deberá emprenderse de nuevo bajo consejo de estos facultativos, ya que es de gran importancia no exponerlo a ningún tipo de riesgo.

En Dental Company cubrimos todas las especialidades odontológicas, por lo que podrás despejar todas las dudas sobre el deporte después de una extracción dental consultando con cualquiera de nuestros odontólogos. Además, los especialistas en implantología podrán aconsejar al paciente sobre asuntos tan cruciales como el mantenimiento de implantes. Teniendo en cuenta sus consejos no habrá problema en seguir haciendo deporte y obtener los beneficios que tiene para nuestra salud.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH