se-mueve-una-funda-dental

¿Qué hacer si se mueve una funda dental?

Se me mueve una funda dental. ¿Qué debo hacer en tal caso? Este es un problema relativamente frecuente en lo que se conoce como coronas dentales artificiales o fundas dentales. Una corona artificial es, en efecto, una funda con la misma forma que la pieza dentaria que ha resultado dañada, y cuya función es cubrirla.

¿En qué situaciones ha de colocarse una de estas coronas artificiales dentarias? Fundamentalmente, cuando se necesite reforzar una pieza dañada, o bien mejorar su apariencia estética. Pero, en conjunto, se podrían destacar las siguientes situaciones para colocar este tipo de prótesis:

  • Para determinadas rehabilitaciones protésicas fijas, como la realizada por medio de puentes de metal-cerámica.
  • Para piezas dentales muy deterioradas o desgastadas por alguna enfermedad.
  • Cuando, tras la realización de una endodoncia, se quiere reforzar la pieza dentaria y evitar que se tiña por la medicación u otros factores.
  • Cuando la pieza dentaria consta de una gran cantidad de material de reconstrucción, y poco tejido dentario sano remanente.
  • Para dientes rotos, o con un tejido dentario exiguo.
  • Después de la colocación de un implante. Se atornilla o cementa una corona a este, para así lograr la rehabilitación completa.
  • Cuando la pieza dentaria presenta determinados defectos o anomalías de color, forma o apariencia que se quieren solucionar.

El material del que están hechas las fundas dentales puede ser metálico, metal-cerámico, o de resina. Su durabilidad es prolongada, pero tienden a descementarse con el tiempo, por lo que es esencial acudir a revisiones odontológicas una o dos veces al año. Esta descementación es clave para entender por qué se me mueve una funda dental.

Cómo se coloca una funda dental

A la hora de colocar una funda dental, se han de llevar a cabo las siguientes operaciones:

Tallado

Se talla el diente. Ello significa que se realiza una leve reducción de la pieza dentaria original para colocar la corona. Alrededor de la pieza, y también en altura, no deberá sobrepasar un tallado de 1’5 milímetros. Un buen odontólogo efectuará esta tarea de la manera menos invasiva y con el menor daño posible para el diente.

Impresión

Se realiza una impresión con material de silicona, para de este modo tomar las medidas exactas de la boca del paciente y de la corona. Con esta información, lo más precisa posible, el laboratorio dental podrá fabricar la corona.

Prueba de bizcocho

En esta prueba, el laboratorio envía al odontólogo un prototipo en cerámica, y sobre este, el especialista comprueba todos los aspectos fundamentales. Por ejemplo, color, forma, angulación, puntos de contacto, etc.

Pulido y glaseado

Bajo las previas indicaciones del especialista, el laboratorio pule y glasea la pieza, y posteriormente la devuelve a aquel.

Ajustes finales

Por último, se ajusta la corona al diente, y se ajusta la oclusión deseada, para de este modo lograr la mordida correcta.

La corona dental se mueve

El hecho de que la corona dental artificial se mueva no es un problema raro con esta prótesis en concreto. En cuanto el paciente note una cierta movilidad en la corona, debe acudir cuanto antes al odontólogo de confianza. Ello es debido a la mencionada tendencia de la funda a descementarse con el transcurso del tiempo. El cemento tiende a disolverse y desintegrarse.

Cuando ello sucede, se puede producir una filtración de bacterias que puede perjudicar a la pieza dentaria original. Por ello, es preciso limpiar y desinfectar, para luego volver a sellar y cementar la corona.

Además, otro de los problemas lógicos a que puede dar lugar la descementación de la funda con el tiempo, es que esta llegue incluso a caerse. Por ello, es también muy importante acudir al especialista en cuanto ello sea posible.

Si se me mueve una funda dental, deberé acudir al especialista cuanto antes, porque será necesario reforzar y garantizar su higiene y asepsia.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH