sacar-muela-infectada

¿Es aconsejable sacar una muela infectada?

Sacar una muela infectada es algo sumamente importante para la salud odontológica, pero que ha de llevarse a cabo solamente en determinadas condiciones. Cuando se han sufrido traumatismos dentales o no se está cuidando lo suficiente de la higiene bucodental, los peligros para la salud odontológica son mayores. En el caso de una muela infectada, es esencial saber cuándo se ha de actuar a tiempo.

Algo que caracteriza la infección de muelas es que suele desencadenar grandes dolores, por lo que la actuación de un especialista puede hacerse urgente. En este sentido, es de gran importancia realizarse una revisión dental cada seis meses o anualmente, de modo que se puedan prevenir diversos males.

En todo caso, es fundamental acudir al especialista cuando se estén notando las primeras molestias o primeros síntomas de infección Síntomas tales como dolores, mal sabor de boca, fiebres, etc. El especialista deberá realizar el diagnóstico pertinente y fijar cuál ha de ser el tratamiento odontológico adecuado. Es preciso tener en cuenta que la extracción es el último recurso, y se da prioridad a la conservación de la pieza. Si fuera necesario, se aplicarán antibióticos para combatir lo que en términos clínicos se denomina infección odontogénica.

Causas más comunes de la infección de una muela

Las causas de que una muela son variadas, y en función de ellas, igualmente se aplicará un tratamiento diferenciado. Las más habituales son:

Caries

Es una de las más habituales y extendidas causas de la infección de piezas dentarias, y también de las muelas. La caries debe detenerse cuanto antes, ya que, si avanza demasiado, puede llegar a perjudicar a la pulpa de la pieza. E incluso puede llegar hasta el hueso. En estos casos, la pérdida de la muela será inevitable.

En caso de que la pulpa resulte afectada, entonces habrá que aplicar tratamientos endodónticos, que consiste en limpiar y reparar los conductos radiculares de la muela. Si la caries ha avanzado demasiado, será una de las causas para sacar una muela infectada.

Golpes o traumatismos

Las bacterias penetran con mayor facilidad en piezas dentarias dañadas, rotas o astilladas por golpes o traumatismos. La pieza perjudicada por un traumatismo debe examinarse cuanto antes por un especialista, para así evitar que penetren los agentes infecciosos y patógenos.

Patologías periodontales

Las dolencias periodontales como la gingivitis y la periodontitis, que son patologías que causan la inflamación gingival o de las encías también suponen una causa habitual de la infección de muelas. Ello hace que sea de gran importancia acudir al especialista en cuanto se noten los primeros síntomas de estas patologías.

Extraer una muela infectada: cuándo debe hacerse

En primer lugar, el especialista rebajará la inflamación y calmará los dolores del paciente. Recetará un antiinflamatorio y un analgésico cuando sea necesario. Además, habrá de recetar los antibióticos que estime apropiados al caso concreto. Es importante que el paciente no se automedique en cuanto a los antibióticos. La razón de ello es que podría tomar unos inadecuados, y que además pudieran disminuir los efectos de la medicación indicada por el especialista.

La extracción propiamente dicha será el último recurso, cuando se trate de muelas muy dañadas. La muela se extrae tras aplicar anestesia local. Después de ello, es primordial limpiar bien el área afectada, para evitar infecciones posteriores. Y también para acabar con todo resto de infección en esa zona. Después, el odontólogo habrá de cerrar el orificio de la extracción con presión y realizando varios puntos de sutura en los casos que considere necesario.

Tras la extracción, el paciente habrá de tomar una serie de precauciones básicas. Así por ejemplo, no escupir ni enjuagarse en las 24 horas siguientes (para evitar posibles hemorragias). También realizar ejercicio físico, dormir boca arriba en los días siguientes, no fumar ni beber alcohol… Para la inflamación del posoperatorio, lo recomendable es, aparte de tomar la medicación prescrita, aplicarse hielo en la zona.

Sacar una muela infectada es algo que sólo se lleva a cabo en casos extremos. Pero, si se siguen las debidas precauciones y las indicaciones del odóntologo, podrá sobrellevarse sin problemas.

COMIENCE A ESCRIBIR Y PRESIONE ENTER PARA BUSCAR