Fluor dental

El Flúor Dental y sus Ventajas

El flúor dental es una protección contra la placa bacteriana que fortalece el esmalte, que es la superficie externa dura del diente. Es recomendable su uso para prevenir las caries dentales ya que actúa frente al crecimiento de las bacterias que dan lugar al sarro.

El flúor es beneficioso tanto para los niños como para los adultos y tiene un factor más beneficioso para los primeros, ya que los dientes de leche están en pleno crecimiento y formación.

Cómo aplicar el flúor dental

Su aplicación depende del tipo de diente a tratar, en este caso, vamos a hablar de dientes en formación y de dientes formados.

  • Cuando los dientes no están formados, como es el caso de los niños, el flúor se toma por vía oral y, cuando se digiere, llega a las estructuras dentarias a través de la sangre que llega a la pulpa del diente.
  • En el caso de que los dientes ya estén formados, se incorpora a las superficies del diente. El flúor puede venir en forma de colutorios, geles fluorados, pastas fluoradas, etc.

Los efectos del flúor dental son muy beneficiosos ya que, incluso aplicando pequeñas cantidades, puede llegar a reducir el 50% el número de caries y limitar la gravedad del problema de las caries.

Ventajas del flúor dental

– Fortalece el esmalte dental

Como ya hemos mencionado, este elemento en los niños hace que el esmalte de tus dientes se fortalezca facilitando la resistencia de los mismos.

– Remineraliza el esmalte dental

Sin embargo, para los adultos actúa como beneficio tópico, es decir, ayuda a mantener los dientes remineralizados.

La función principal es la reducción de la acumulación de placa bacteriana y adhesión en los dientes por lo que, el flúor dental, destaca principalmente, por actuar de forma antibacteriana.

Cuándo es negativo el flúor

Ya sabemos qué es el flúor dental y sus principales ventajas, como evitar las caries por ejemplo, pero también existen problemas que pueden surgir por un mal uso o por otros factores.

Uno de los principales problemas que puede presentar y se deben tener en cuenta es la cantidad que se utiliza. Ya sabemos que todo en exceso es perjudicial. Para saber qué cantidad es la idónea, debemos consultar con nuestro dentista, ya que cada persona, dependiendo de sus circunstancias, debe de tomar cierta cantidad.

Las consecuencias del consumo excesivo de esta sustancia pueden llegar a provocar la ya conocida fluorosis dental, que es el nombre con el que se conoce a la intoxicación por flúor. Esta afectación se manifiesta en el esmalte, produciendo manchas de color marrón, gris, etc.

Recomendaciones para el flúor dental

Aquí van algunos consejos o recomendaciones a la hora de utilizar esta sustancia que hará que tus dientes estén lo más sanos y protegidos posibles de las caries y problemas que puedan presentar su mal uso:

– Utiliza agua potable

Según la zona, puede ser que el agua del grifo esté fluorada. La recomendación para el uso del fluoruro incluye una concentración óptima de fluoruro en el agua potable de la comunidad.

– Preguntar al dentista

Muchas veces, el mejor consejo que te podemos dar, es preguntar. Ya que si preguntas a un experto sobre el problema o las dudas que tengas te va a dar la solución y los pasos a seguir.

– Averigua la cantidad de flúor en el agua

Como ya hemos mencionado, una de las recomendaciones es utilizar agua potable, por lo que tienes que averiguar la cantidad de flúor que se utiliza en el agua de tu comunidad. El agua embotellada suele venir con la cantidad de flúor idónea, pero si tienes dudas volvemos al consejo anterior, consultar a tu dentista o al departamento de salud local.

– Cepillarse 2 veces al día

Cepillarse diariamente con pasta de dientes y flúor dental, por lo menos, 2 veces al día, usando seda dental de manera regular.

COMIENCE A ESCRIBIR Y PRESIONE ENTER PARA BUSCAR