embarazo-y-dentista

Embarazo y dentista: ¿existen riesgos?

Embarazo y dentista: ¿existen riesgos? Resolvemos todas las incógnitas y dudas que pueden tener las futuras madres.

Muchas pacientes desconocen si es recomendable acudir al dentista durante el embarazo y si existen riesgos. Estas dudas hacen que muchas de ellas dejen a un lado sus tratamientos odontológicos, lo que hace que tengan más riesgos a sufrir problemas periodontales.

En Dental Company vamos a resolver todas las dudas sobre el embarazo y el dentista, desmontar algunos mitos y contar cuales son los tratamientos más seguros para las embarazadas. ¡Estate tranquila y sigue cuidando de tu sonrisa!

Cambios en la salud bucodental durante el embarazo

Durante el embarazo, la salud bucodental puede verse afectada sin que las pacientes se den cuenta del cambio en el estado de sus bocas. Generalmente se produce una debilitación del sistema inmune que altera a la cavidad oral debido a la producción de varias hormonas como estrógenos y progestágenos.

Los problemas más comunes durante el periodo de gestación son:

  • Gingivitis: la inflamación de las encías es más común dado a la debilitación del sistema inmune y de los cambios hormonales.
  • Caries: las embarazadas son más propensas a consumir más carbohidratos y, además, debido a las náuseas se aumenta la producción de ácidos que afectan al esmalte.
  • Dolor de muelas: es provocado por la inflamación de las encías, hipersensibilidad y otras causas.
  • Tumores de embarazo: aunque se denomine así no tiene relación con el cáncer. Se produce un sobrecrecimiento del tejido en las encías y una inflamación debido a la acumulación en exceso de placa bacteriana.

Por estas razones, se recomienda extremar la higiene bucodental para prevenir problemas en las encías y acudir al dentista para revisar el estado de la boca.

¿Se puede ir al dentista estando embarazada?

Como hemos comentado, existe una relación directa entre el período de gestación y la salud dental, por lo que la relación entre embarazo y dentista no debe olvidarse, ya que es importante acudir a revisiones rutinarias en caso de que se noten molestias.

El dentista siempre debe saber si estás embarazada para poder valorar tu caso y diagnosticar el tratamiento que mejor se ajuste a tu estado, ya que determinados medicamentos o tratamientos pueden afectar al desarrollo del embarazo.

Dependiendo del periodo de gestación en el que nos encontremos existen diferentes restricciones frente a pruebas y procedimientos, por lo que es importante que se conozca en qué momento se encuentra la embarazada para evitar todos los posibles riesgos para el bebé.

Primer trimestre

Generalmente las embarazadas no suelen comunicar la noticia hasta que no se supera esta fase. Sin embargo, es el momento más delicado para el desarrollo del feto, ya que se están desarrollando sus órganos.

Se aconseja acudir al dentista solo cuando existan emergencias. En este periodo no se pueden realizar radiografías ni ingerir medicamentos porque suponen un gran riesgo para el desarrollo del bebé.

Segundo trimestre

En esta fase se pueden realizar algunos tratamientos dentales sin que el feto corra peligro. Las revisiones bucodentales pueden llevarse a cabo sin problemas para evitar problemas posteriores.

Si se necesitara un tratamiento más importante que requiera radiografías, el feto se protegería con un delantal de plomo y la medicación sería acordada entre el dentista y el ginecólogo.

Tercer trimestre

No está desaconsejado acudir al dentista pero debido al tamaño de la tripa existe mayor dificultad para moverse. Por ello, se recomienda asistir en caso de que la visita sea imprescindible y corta.

Tratamientos que se desaconsejan durante el embarazo

Ortodoncia

Depende de dos situaciones diferentes:

  • Si la paciente llevaba ortodoncia antes de quedarse embarazada, el tratamiento puede seguirse con total normalidad siempre y cuando se cuide minuciosamente la higiene oral y se acuda a todas las revisiones.
  • Si la paciente desea comenzar el tratamiento de ortodoncia durante el embarazo, se aconseja que se finalice primero el periodo de gestación, ya que es indispensable realizar radiografías para hacer un estudio previo, lo que podría provocar riesgos para el bebé.

Endodoncia

La endodoncia es un tratamiento que consiste en la extracción total o parcial del nervio dental dañado y en su sellado del conducto para conservar la pieza dental.

Para llevar a cabo este tratamiento se necesitan realizar controles radiológicos, por lo que solo se podrá hacer en caso de urgencia y cuando las molestias sean muy severas para la paciente. En el caso contrario, se recomienda esperar a que la paciente dé a luz para tratarlo.

Blanqueamiento dental

Como hemos comentado, las embarazadas tienen más riesgos de sufrir problemas de inflamación de encías, por lo que tampoco estaría recomendado el blanqueamiento dental.

Tratamientos que no tienen riesgos para las embarazadas

Cualquier tratamiento que no necesite realizar radiografías previas puede llevarse a cabo sin que suponga un riesgo para la paciente embarazada. Por ello, la realización de limpiezas bucodentales a manos del odontólogo pueden realizarse sin que perjudique a la embarazada o al bebé.

La relación entre embarazo y dentista puede suscitar muchas cuestiones debido a los mitos que existen. Si estás embarazada y necesitas una revisión dental pero te preocupa si supone un riesgo para tu bebé, no dudes en consultarnos y te asesoraremos sobre el tratamiento más adecuado para tu estado. ¡Te esperamos!

COMIENCE A ESCRIBIR Y PRESIONE ENTER PARA BUSCAR