George Washintong, la leyenda de su dentadura de madera

Son muchas las leyendas que con el paso de los años se han narrado acerca de George Washington, primer presidente de los Estados Unidos y uno de los Padres fundadores de la patria. Una de estas historias cuenta que el presidente era incapaz de sonreír en público.

Son muchos los historiadores que han coincidido en asegurar que Washington más que un carácter serio y contundente tenía un problema estético que le avergonzaba y le impedía mostrarse ante el mundo acompañado de una sonrisa.

Es precisamente de aquí de donde nace la leyenda sobre la dentadura de madera que George Washington usó durante toda su vida y que, aunque se ha demostrado que es precisamente eso, una leyenda, sí resulta completamente cierto que el presidente estuvo atormentado desde muy joven por continuos problemas y enfermedades bucodentales.

El dolor de muelas era un inconveniente muy común en la vida del presidente, incluso se han encontrado entradas en su diario dedicadas a sus dientes, por ejemplo, el lunes 18 de enero de 1790 escribía que se encontraba “todavía indispuesto con un dolor de diente, y la encía hinchada e inflamada”.

dentadura George Washinton 2

Réplica de la dentadura de George Washinton

No obstante, sus dentaduras no fueron de madera. Puede que esta leyenda surgiera en base al color que fueron adoptando sus dientes postizos debido al óxido de mercurio que tuvo que tomar para combatir diversas enfermedades, como la viruela o la malaria.

El presidente de los Estados Unidos perdió su primera pieza dental con tan solo 22 años de edad y, para cuando fue nombrado presidente con 56 años, solo contaba con un diente. Es por ello que siempre usó dentaduras postizas, todas ellas con un único hueco por el que asomaba su diente sano.

dentadura Gorge Washinton

Dentadura de madera Gorge Washinton

Fueron hasta nueve los dentistas que le fabricaron diferentes sistemas de dientes falsos a Washington, todos ellos inservibles por las molestias que le causaban a su dañada boca. Hasta que, por fin, encontró a su dentista definitivo: John Greenwood, que elaboró para él una cuidada prótesis dental confeccionada a partir de marfil de hipopótamo y elefante con puentes de oro. Cuatro fueron las dentaduras que este dentista construyó para el presidente, todas ellas compuestas por una placa en marfil incrustada de dientes humanos y piezas de caballo, vaca y burro.

Los dientes humanos eran seleccionados de los soldados fallecidos en diversas batallas, como la de Waterloo, aunque existen datos que demuestran que algunos de esos dientes también fueron comprados ya que, según consta en un libro de cuentas de 1784, George Washington pagó 122 chelines por nueve dientes que pertenecían a esclavos que trabajaban en Mount Vernon, una plantación de su propiedad (no fue hasta finales del siglo XIX cuando se crearon los primeros dientes artificiales a base de celuloide).

Tan valiosas fueron estas prótesis dentales para George Washington que hasta el día de su muerte fue enterrado con una de sus dentaduras postizas. Pero, ¿por qué perdió sus dientes el presidente? Para esta pregunta no existe ninguna respuesta concreta y certera, ya que son diversas las teorías de los historiadores al respecto.

Por un lado, hay quien defiende que el primero de sus dientes lo perdió por la insana costumbre de partir nueces directamente con la boca. Por otro lado, existe la hipótesis de que sus problemas bucodentales le venían causados por la gran cantidad de azúcar que ingirió a lo largo de su vida, lo cual le provocó diversas caries que desembocaron en la pérdida de dientes.

No obstante, la teoría más extendida es que la pésima salud dental de Washington fue producida por el óxido de mercurio que tomó para combatir diversas enfermedades, el mismo que teñía sus dentaduras postizas hasta hacerlas parecer de madera.

Actualmente se exponen varias de las prótesis dentales que Washington usó durante su vida en el Museo Nacional de Odontología Dr. Samuel D. Harris, en Baltimore.

Un pensamiento en “George Washintong, la leyenda de su dentadura de madera

  1. Genial … estamos en una época donde la tecnología es diferente y más práctica de fabricar las dentaduras y removibles ..,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>